Astronauta

Llevo tantos años viendo a jóvenes soñadores pasar por delante de mí. Todos ellos me han dedicado una mirada y han pensado lo mismo: ojalá yo también cumpla mi sueño tal como tú hiciste. Lo que ellos no se han parado a pensar es en que por mucho que haya quedado plasmado para la eternidad en esta noble piedra con mi traje de astronauta, puede que éste no sea realmente el sueño que yo perseguí. Un consejo me gustaría darles si mis labios no estuvieran sellados, y es que no persigan aquello en lo que les quieran retratar los demás, que no busquen ser grandes abogados, maestros o ingenieros. Que busquen, encarecidamente y hasta su último aliento, lo que realmente les haga felices. Pues vida sólo hay una, y piedras…muchas.

 

A la sombra de la catedral te espero,

¿dónde has ido, qué ha sido de ti?

Te fuiste con la maleta llena de sueños,

espero que alguno pudieras cumplir.

Alguna cana más y más carmín en tus labios,

puede que el brillo de tus ojos esté más apagado,

pero tu sonrisa falsa me desvela algo más,

sé que no has ganado al irte, dime la verdad.

Fuiste a por tu sueño, ¿qué es lo que te ha pasado?

Me dices que te confundiste, y aunque no has fracasado,

cumpliste un sueño que no era el tuyo, ya veo.

Y ahora tu maleta vacía vuelve a estar.

Pues no me queda más remedio que dejarte marchar de nuevo,

aquí me quedaré velando tu recuerdo,

espero que algún día vuelvas a mí, lo anhelo,

nunca pierdas tu sonrisa, la de verdad, me refiero.

Ve a buscar lo que te haga feliz, no te quiero ver más,

hasta que no llegues de nuevo con tu luz, no me ensombrezcas,

aquí te esperaré, en esta inmensa catedral, junto a la puerta.
Cobijado de los cielos, el astronauta que por ti vela.

 

astronauta_catedral_nueva_salamanca1

 

 

Creative design from the South

Get in touch with us!